Vermicompostaje Industrial

Vermicompostaje Industrial es el proceso de compostaje que utiliza lombrices para madurar el compost y producir humus de lombriz o vermicompost. Las lombrices se alimentan de partículas orgánicas existentes en el sustrato. Al digerirlas las expulsan en forma de desechos ricos en nutrientes. De esta manera se acelera el proceso, por lo que se obtiene un producto más rico en nutrientes y con una riqueza microbiana superior a otros tipos de compost. Por todo esto el Humus de lombriz está considerado el Top Ten de los compost.

Vermireactor para vermicompostaje industrial

Habitualmente las lombrices utilizadas para este tratamiento de residuos son las del género Eisenia. Sobre todo la llamada lombriz roja californiana (Eisenia foetida y Eisenia Andrei). La razón de usar esta lombriz es su gran apetito, puede llegar a comer hasta el 90% de su peso por día, su gran adaptación a diversos climas y su rápida tasa de reproducción.

El vermicompost o Humus es un producto muy valioso, para la huerta y el jardín, debido a sus propiedades fertilizantes y regeneradoras de la sanidad del suelo. Comparado con un compost presenta sus mismos beneficios, pero en mayor proporción, debido a la acción de las lombrices. Los beneficios del vermicompost o humus de lombriz son los siguientes:

  • Aporte de nutrientes esenciales para el desarrollo de las plantas.
  • Aporte de materia orgánica.
  • Mejora de la estructura de los suelos, facilitando el desarrollo radicular de las plantas.
  • Mejora la infiltración y retención del agua.
  • Reduce el riesgo a la compactación y a la erosión.
  • Actúa como depósito de nutrientes que se van liberando poco a poco para alimentar a las plantas.
  • Promueve el crecimiento de microorganismos y fauna beneficiosa del suelo.
  • Mejora el número de microorganismos que forman relaciones simbióticas con las plantas, incrementando la absorción de nutrientes.
  • La abundancia de microorganismos que añade el humus de lombriz en el suelo produce un efecto inhibidor de plagas y enfermedades.

Vermireactor o Vermicompostador

El Vermireactor es el elemento principal e indispensable de una planta de Vermicompostaje Industrial. Se trata de una especie de cama donde se deposita el lecho de compost sobre el cual se incorporan las lombrices, y sobre éstas se irá añadiendo los materiales a vermicompostar.

El vermireactor o vermicompostador varia en sus dimensiones, dependiendo éstas de las necesidades del cliente, es decir, del volumen de materiales que se tenga que procesar. Nuestros modelos ofrecen tamaños desde 1 m. de ancho hasta 2 m. y desde 5 m. de largo hasta 50 m. o más.

Planta de Vermicompostaje Industrial

En el diseño y dimensionamiento de una Planta de Vermicompostaje Industrial incluimos los siguientes elementos:

  • Zona de triaje. Esta zona va a depender del nivel de impropios que presenten los materiales a vermicompostar.
  • Molino triturador. El molino se dimensiona en función del volumen de materiales a procesar
  • Cintas transportadoras. Ubicadas en distintos puntos de la línea de procesado
  • Volcomp. Dimensionado de acuerdo con el volumen de materiales.
  • Carro de distribución. Recoge los materiales en la salida del Volcomp y los distribuye en los vermireactores.
  • Tromel de afino
  • Vermireactor
  • Ensacadora

El nivel de automatización de la planta de Vermicompostaje Industrial queda a elección del cliente. Existen diversas zonas de la línea de proceso que pueden conferir un carácter manual, con lo que se requerirá más mano de obra, o por el contrario introducir automatismos, que aunque aumenta el volumen de la inversión, permiten tener un gasto de explotación más bajo.

Si está interesado contacte con nosotros en este enlace. Le atenderemos gustosamente y le facilitaremos el dimensionamiento  y el presupuesto de los materiales que precise para su planta.