Iluminación

La iluminación es la acción o efecto de iluminar. Técnicamente se refiere al conjunto de dispositivos que se instalan para producir ciertos efectos luminosos, tanto prácticos como decorativos. Con la iluminación se pretende conseguir un nivel de iluminancia adecuado al uso que se quiere dar al espacio iluminado, nivel que dependerá de la tarea que los usuarios hayan de realizar.

Podríamos definir la iluminación eficiente, como aquella que consigue el propósito anterior con el mínimo consumo energético. Disponemos de dos tipos de luz para conseguirlo:

  • La Luz Natural: es la proporcionada por la luminosidad del día (el sol). Existen diversas tecnologías y dispositivos para aprovechar la luz natural dentro de una vivienda, además de las consabidas ventanas y claraboyas.
  • La Luz Artificial: es la proporcionada por la iluminación artificial. En la actualidad, la tecnología de iluminación artificial más eficiente gira en torno a los LED.

Obviamente, y siempre que se pueda elegir, la iluminación natural es la mejor opción. Una buena idea es combinarla con sistemas de luz artificial. Sistemas de control y sensores de la luminosidad ambiental consiguen una enorme reducción del consumo de energía y un ahorro sustancial de dinero.

El Código Técnico de la Edificación (en la sección HE-3), hace obligatoria la instalación y uso de sistemas de control y regulación del alumbrado artificial en aquellas zonas en las que la aportación de luz natural así lo permita. Lo que antes era una elección sometida al mejor criterio del diseñador del alumbrado, ahora es una necesidad impuesta por el citado Código.

Le ofrecemos todo el asesoramiento necesario para que ilumine eficientemente su hogar. Esto incluye posibilidades muy interesantes como los sistemas de iluminación natural. También podemos hacer, si lo desea, un estudio de iluminación con LED para su vivienda o empresa.